17/03/2011

Bmw X3 xDrive 28i Aut.

PVP: 52.500 € - 3.0 c.c.
258 CV - Gasolina


Motorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba Coches

Mercedes GLK 350 4Matic Aut.

4Matic Aut.

PVP: 53.700 € - 3.5 c.c
272 CV - Gasolina


Motorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba Coches
          Prueba realizada por Tomás Díaz-Valdés JR y Julián S. Humanes

Motorpoint Prueba CochesMotorpoint Prueba Coches
OTRAS VERSIONES

Bmw X3 xDrive35i Aut.
59.900 € 306 cv gasolina

Mercedes GLK 300 4Matic
50.900 € 231 cv gasolina

 

Bmw X3 vs Mercedes Benz GLK: Los "premium" de campo

.::. Dos marcas, conocidas por excelencia compiten en un segmento líderado por vehículos de marcas más generalistas. Ahora bien, ambas firmas alemanas, ofrecen vehículos con una respuesta en carretera, más propia de berlinas, que de propios todoterreno. De este modo, adquirir este tipo de coches es garantía de acierto.

.::. Las cualidades más llamativas de los modelos que se comparan son la calidad, el nivel de confort, y el buen comportamiento en carretera. Los precios no están al alcance de todo el mundo, pero como siempre, lo bueno se paga, aunque hoy en día existen muchas alternativas con una relación precio/calidad que tienen muy poco que envidiar a estos dos.

El diseño, es siempre un facto importante a la hora de decantarnos por uno o por otro. Por ello, debemos afirmar, que en el caso del X3, su imagen resulta más atractiva y actual, algo lógico, ya que es un modelo de reciente renovación. En el caso del GLK, la línea es algo cuadrada, y ausente de rasgos que definan su silueta, o lo que es lo mismo, el paso de los años se hace notar, respecto a su competidor.

Potencia Ambos vehículos cuentan con motorizaciones de alta cilindrada. Superando los 250 CV de potencia se mueven como pez en el agua, tanto por ciudad, como en carretera. Las apreciaciones obtenidas en ambos casos son buenas, si bien es cierto que, los consumos no son los más moderados, el nivel prestacional es bastante alto. A nivel comparativo, el Bmw ofrece un plus de agilidad, aunque su potencia se sitúe por debajo, la entrega de potencia es inmediata y muy contundente, unida al fantástico cambio automático de 7 relaciones, cuyo funcionamiento, también se encuentra por encima de su rival de la estrella, ya sea, por eficacia, como por rapidez.

Comportamiento Sorprendente sin duda, son las cualidades dinámicas en carretera. Normalmente, esta clase de vehículos ofrecen suspensiones de largo recorrido, en conjunto con direcciones blandas, algo lógico, puesto que son coches destinados, a priori, para el campo. En este caso no es así. En los dos modelos, encontramos la posibilidad de escoger entre diferentes tipos de conducción, aunque si elegimos circular en modo "normal", cuyo tarado de suspensiones, entrega de potencia o dureza de dirección, son las estándar para estos todocamino, percibimos la sensación de conducir una berlina de altas prestaciones, con la única diferencia, es la de conducir a una altura más elevada respecto al suelo.

La agilidad, tanto en el Mercedes, como en el Bmw es muy buena, si bien es cierto, que el de Baviera, como ocurre en otros modelos de la firma, ofrece algo más de respuesta y de deportividad. El Mercedes por su parte ofrece un confort espectacular, pero renuncia a tener a las cualidades ofrecidas por su rival. Asi pues, la anchura entre vías favorece al Mercedes, ya que a la hora de conducir se percibe un mayor aplomo en este modelo, quizá también sea debido a que la altura es algo más baja. Ahora bien, tanto uno, como otro, despliegan un gran nivel de estabilidad y agarre.

Cualidades Off-Road Este es el aspecto donde encontramos un deficít en ambos modelos. Pese a ser incluidos en el segmento de todocamino, ninguno de ellos ofrece buenas características para practicar una conducción que no sea por asfalto. Ya sea por la altura, o por las suspensiones, su manejo fuera de carretera no es el idóneo. Estos coches, como hemos mencionado en otras ocasiones, tan solo pueden ser sometidos a caminos mal asfaltados, en cuanto a adherencia se refiere, o escasamente bacheados, pero siempre, lugares, que cualquier coche puede pasar sobremanera, nada fuera de lo común. Así pues, en este caso, los dos modelos equipaban neumáticos de estupendo funcionamiento en carretera, dado su bajo perfil, pero qe por campo, no son, de ninduna manera, los más acertados.

Interior La calidad brota de manera inigualable. Tan solo Audi, puede presumir de hacer sombra a estos dos, ya que el nivel de terminación y la calidad en todos sus materiales resulta magnífica. En el caso del X3, por ejemplo, equipaba el salpicadero forrado en piel, algo que favorece a la conducción, ya que se evitan reflejos indeseados propios de algunos plásticos, así como un tacto muy agradable. Por su parte, el GLK, monta materiales que se encuentran perfectamente anclados los unos con los otros, lo que es garantía de éxito con el paso de los años.

Conclusión Son vehículos bastante costosos, y sus opciones también resultan muy caras. Los dos modelos se encuentran "a caballo" entre una berlina y un familiar, aunque es cierto que, el espacio que ofrecen es mayor, tanto en las plazas interiores, como en la capacida de maletero de ambos.
Aquellos que busquen un vehículo familiar, pero con un toque deportivo elegirán el Bmw, mientras que los más conservadores, optarán por la comodidad del GLK.
Ahora bien, tras muchos kilómetros de prueba, nos quedamos con el Bmw por ofrecer mayor agilidad, un buen confort, y un diseño más innovador. Y por último el precio, que es más barato que su rival, pero eso sí, ojo con el coste de los opcionales, ya que podríamos hasta doblar el precio inicial.